domingo, 25 de noviembre de 2007

Justiciero

Ayer por la mañana alguien pisó una caca de perro (supongo que era de perro) y decidió compartirla con todos los vecinos de mi portal. La repartió cuidadosamente en todos los escalones de al lado del ascensor. Por la cantidad hallada y la diferencia entre los primeros y últimos escalones, deduje que, quién fuera, se había ido para casa con el zapato bien limpio. Además, concluí que se trataba de un zapato no deportivo, sin surcos, porque a penas había trocitos en el tramo horizontal. Decidí salir a la calle para ver si encontraba el origen de todo eso, pero enseguida pensé que había visto mucho CSI, así que me fui para casa. Además, ¿Qué hago si doy con el “delincuente”?. A veces me gustaría ser un tipo duro, justiciero, así tipo Horatio el de CSI, o un poco más macarra, como el de un día de furia: “¡¡Quiero un hamburguesa como la de la foto!!”.

1 comentario:

leo dijo...

A mi me pasa lo mismo con lo que fuman dentro del ascensor en mi edificio.
Cuando les veo salir con el cigarro encendido y veo el humo que sale de aquellos dos metros cuadrados escasos tambien me gustaria ser una justiciera que les pusiera firmes, pero siempre me hecho atras.
Me frustra basantante la verdad, es mas, creo que me enfado tanto con ellos como conmigo por no ser capaz de decir nada.